Ubicación de vehículos aéreos no tripulados para proveer comunicaciones en situaciones de desastres naturales

Autor: Anabel Martínez Vargas
Coautor(es): Gabriela L. Rodríguez-Cortés, Oscar Montiel-Ross
Las comunicaciones móviles desempeñan un papel crítico para la atención de víctimas en situaciones de desastres naturales. Sin embargo, esta es la primera infraestructura en colapsar cuando se tiene un desastre natural. El flujo de información es indispensable para planificar las operaciones de búsqueda y rescate entre los distintos cuerpos de rescate. Recientemente, los vehículos aéreos no tripulados (UAV) se han propuesto para el despliegue de redes temporales de comunicaciones. Los UAV pueden desplegarse rápidamente como estaciones base aéreas en las zonas afectadas donde la infraestructura de comunicaciones ha colapsado o ha sido dañada. Para proveer un servicio de voz al mayor número de usuarios posibles (victimas e integrantes de los cuerpos de rescate), se deben encontrar las ubicaciones óptimas de los UAV para aprovecharlos de mejor manera. La solución al problema no es simple, ya que encontrar las ubicaciones óptimas de los UAV es considerado por la teoría de la complejidad computacional como un problema de tipo NP-Duro, debido al gran número de combinaciones de ubicaciones posibles que un UAV puede llegar a tener. En esta plática, conocerás como se aborda este desafío.