Modelos Lineales Generalizados Mixtos en la evaluación de la calidad microbiológica del lago San Pedro, Nayarit, México

Autor: Gladys Linares Fleites
Coautor(es): Lesset del C. Ramos Ramírez, Hortensia J. Reyes Cervantes,José V. R. Tamariz Flores.
El uso de los modelos estadísticos se ha incrementado en el manejo medioambiental, debido a que ellos son la única herramienta que permite relacionar cuantitativamente el impacto en un ecosistema con las consecuencias para el estado del ecosistema. En los últimos decenios se han alcanzado enormes desarrollos en los resultados analíticos del Modelo Lineal y del Modelo Lineal Generalizado que es una extensión natural del primero y que se ha llegado a considerar como “una auténtica revolución estadística”, convirtiéndose en una solución especialmente adecuada para modelos de dependencia con datos no métricos. También, bajo el supuesto de normalidad de los errores, pero permitiendo la heteroscedasticidad de la varianza, ha habido considerable trabajo sobre los Modelos Lineales Mixtos donde la estructura de la varianza está basada sobre efectos aleatorios. Más recientemente, se han introducido los Modelos Lineales Generalizados Mixtos (MLGM), que constituyen una fusión entre los modelos anteriores y representan una herramienta analítica poderosa, ya que permiten considerar diferentes distribuciones de los errores del modelo, a la vez que permiten la inclusión y modelación de observaciones no independientes. En este trabajo, los MLGM han permitido llevar a cabo una evaluación de la calidad microbiológica del lago San Pedro a través del análisis de las condiciones de crianza de peces que allí se cultivan en función variables meteorológicas y fisicoquímicos monitoreados durante las cuatro estaciones del año. Los resultados del modelo ajustado a través del software R-Commander, demostraron que el periodo estacional es el factor que más influye en la calidad del agua y que afecta en la concentración de bacterias coliformes. Se arribó a la conclusión de que la calidad del agua del lago San Pedro puede clasificarse como agua no contaminada y la calidad sanitaria de peces del lago durante las cuatro estaciones del año cumplió con las normas y se consideró apta para crianza y consumo.