Más allá de los sólidos platónicos.

Autor: Eric Pauli Perez Contreras
Consideremos un poliedro P en el que para cada vértice v es posible trazar aristas que van desde v hasta todos y cada uno de los vértices de su cara opuesta. El cubo es un ejemplo de un poliedro que no cumple ésta propiedad y el tetraedro es uno que sí la cumple. Éstos poliedros son los protagonistas de un problema inspirado en la búsqueda de cuerpos de ancho constante, que pasa por el estudio de la teoría de gráficas planas, la geometría esférica y otros problemas de investigación de la geometría discreta. Revisaremos ejemplos de construcciones que dan lugar a éstos interesantes objetos: los poliedros de Reuleaux.